Asumí como Presidente de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología, luego de ejercer todos los cargos en ella durante la última década, un periodo que me sirvió para conocer la institución a cabalidad. Hoy me llena de orgullo y me honra, asumir el liderazgo de una entidad con reconocimiento científico probado y una conducta ética intachable que se ha consolidado paso a paso durante sus más de 80 años de vida.
 
La siembra hecha por todos y cada uno de mis predecesores, hoy da sus frutos y nos plantea nuevos desafíos de cara a la modernidad, la profesionalización en la gestión generada por las profundas transformaciones que presenta el actual modelo, sumado a la apertura hacia la sociedad civil, nos transforma en el vehículo más confiable para abordar los temas relativos a la salud de la mujer, así como también para recuperar la confianza de los ginecólogos y convertirnos en una voz que los represente. Confío en que finalizada mi actual gestión podamos llegar a los mil Socios inscritos y sigamos siendo reconocidos como la Sociedad Científica más importante en nuestro ámbito, una tarea en la que será indispensable el apoyo de todos y cada uno de los actuales socios, sumados a la sabia nueva que aportan nuestros médicos en programas de formación y desde luego del Directorio como un núcleo fuerte y eje central del desarrollo de todo el programa.
El momento social que vive el país nos involucra en discusiones que remecen la conciencia de nuestra civilidad, la discusión del proyecto de despenalización del aborto en tres causales es una muestra patente de ello, somos una voz autorizada en esta y otras discusiones, representarlos a todos es un desafío, que abordaremos con responsabilidad y convicción en pos del mejor escenario para la salud de nuestras mujeres.

 
Otro aspecto que será fundamental durante mi gestión: el fortalecimiento y consolidación de nuestras relaciones internacionales tanto con ACOG, como con la Federación Latinoamericana de Ginecología y Obstetricia (FLASOG) y nuevas alianzas con organismos como la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, mantenernos en contactos con nuestros pares de América y el mundo, participando juntos en políticas de salud sustentables, es un norte permanente de nuestra organización en un mundo globalizado como el actual.
 
Finalmente nos mantendremos incansables en nuestro rol educador, capacitando a médicos y Matronas y en especial a las nuevas generaciones de Ginecólogos y Obstetras a través de eventos científicos con los más altos estándares de calidad y campañas educativas dirigidas a la población general, como la que venimos desarrollando hace ya tres años, primero como parte del movimiento internacional Globeathon y hoy con una Campaña que adquiere vida propia en nuestra web y que busca crear conciencia sobre la prevención de los diversos cánceres ginecológicos.
 
Como pueden ver, la hoja de ruta de mi gestión ya está delineada; ojalá todos y cada uno de las y los especialistas de Chile puedan aportar a escribirla, compartirla y celebrar sus metas cumplidas, pasando a formar parte de la historia, la larga y bella historia de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología, una entidad que sin duda es la voz que debe representar a los ginecólogos de Chile.
 
 
Dr. Omar Nazzal Nazal
Presidente
Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología.