ROMAN DIAZ 205 OFICINA 205, PROVIDENCIA
+56 2 2235 0133

Satisfacción sexual en mujeres adultas y adolescentes chilenas usuarias de dos centros de salud universitarios.

Año de la Revista:

2019

Edición N°:

4

Autores:

Carolina Luttges D.1a, Soledad Torres G.2b, Temístocles Molina G.1c, Sandra Ahumada G.2a


Instituciones:

a. Psicóloga. Magíster en Psicología. Núcleo Milenio para Mejorar la Salud Mental de Adolescentes y Jóvenes, Imhay
b. Psicóloga. Diplomada en Terapia Cognitiva Sexual
c. Estadístico. Magíster en Bioestadística
1. Centro de Medicina Reproductiva y Desarrollo Integral del Adolescente. Facultad de Medicina. Universidad de Chile. Santiago, Chile.
2. Hospital Clínico Universidad de Chile. Santiago, Chile.

Correspondencia:
Carolina Luttges D.
Centro de Medicina Reproductiva y Desarrollo Integral del Adolescente (Cemera) Facultad de Medicina, Universidad de Chile.
Prof. Zañartu 1030, Independencia, Santiago.
Email: cluttges@med.uchile.cl
Teléfono 229786484 Teléfono Móvil 977625663


Descargar Documento PDF:
sochog.cl

Imágen 1:

Imágen 01

Imágen 2:

Imágen 01

Imágen 3:

Imágen 01

Título:

Tipo de documento:

Artículo de investigación

Satisfacción sexual en mujeres adultas y adolescentes chilenas usuarias de dos centros de salud universitarios.

Volumen:
84

Contenido del documento:


RESUMEN

Introducción: La satisfacción sexual es un indicador de calidad de vida que ha ido adquiriendo mayor relevancia en la investigación científica.
Objetivo: Comparar el nivel de satisfacción sexual y variables de relación de pareja y comportamiento sexual en mujeres adultas y adolescentes usuarias de dos centros de salud universitarios

Métodos: Estudio observacional, transversal y analítico en dos grupos de comparación: mujeres adultas y adolescentes. La satisfacción sexual fue medida mediante la Nueva Escala de Satisfacción Sexual (NSSS). Se aplicó cuestionario sobre datos sociodemográficos, relación de pareja y comportamiento sexual. Se realizó análisis bivariado y regresión logística para evaluar la asociación entre las variables de relación de pareja, comportamiento sexual y nivel de satisfacción sexual según grupo de adultas o adolescentes. Resultados: Participaron 348 mujeres (174 adultas y 174 adolescentes). La mediana de edad de adultas fue 33 años (rango 20-50) y adolescentes de 17 años (rango 14-19). En el 89,9% la experiencia sexual más reciente se dio en contexto de una relación de pareja. El 94,6 % se siente satisfecha con su relación de pareja. Las adolescentes presentan un mayor nivel de satisfacción sexual que las adultas.

Conclusiones: En las mujeres adultas cuando la iniciativa sexual es compartida y se sienten satisfechas con la relación de pareja, aumenta la satisfacción sexual. En las adolescentes, aumenta la satisfaccción sexual cuando la actividad sexual se da en un contexto de relación de pareja y tienen una mayor frecuencia de relaciones sexuales.

PALABRAS CLAVE: Satisfacción sexual. mujeres adultas. adolescentes mujeres. sexualidad femenina.

REV CHIL OBSTET GINECOL 2019; 84(4): 287 – 296 288

ABSTRACT

Introduction: Sexual satisfaction is an indicator of quality of life that has become more relevant in scientific research.
Objective: To compare the level of sexual satisfaction, variables of couple relationship and sexual behavior of adult women and adolescents who are users of two university health care centers.

Methods: Observational, transversal and analytical study of two groups: adult and adolescents women. Sexual satisfaction was measured by the New Sexual Satisfaction Scale (NSSS). A questionnaire was applied based on sociodemographic data, couple relationship and sexual behavior. Bivariate analysis and logistic regression were performed to evaluate the variables of couple relationship, sexual behavior and level of sexual satisfaction according to the group of adults or adolescents.

Results: 348 women participated (174 adults and 174 adolescents). The average age of adults was 33 years (range 20-50) and adolescents 17 years (range 14-19). In the total trial 89.9% the most recent sexual experience occurred in the context of a relationship. 94,6% feel satisfied with their relationship. Adolescents have a higher level of sexual satisfaction than adults.

Conclusions: When adult women feel satisfied with their relationship and sexual initiative is shared, the sexual satisfaction increases. In adolescents, sexual satisfaction increases when sexual activity occurs in a relationship context and when they have a higher frequency of sexual relations

KEYWORDS: Sexual satisfaction. women. female adolescents. sexuality.

INTRODUCCIÓN

En Chile, asistimos a una transformación del comportamiento sexual que se observa, entre otras cosas, en una disminución de la edad de inicio de la actividad sexual, un aumento del número de parejas sexuales y una ampliación de las prácticas sexuales, transformación particularmente acentuada en las mujeres y en las generaciones más jóvenes1, 2,3. En este escenario, se han investigado ampliamente las dificultades y riesgos asociados a la sexualidad, tales como las disfunciones, la violencia, las infecciones de transmisión sexual (ITS), y el embarazo adolescente. En la última década, el foco de investigación en sexualidad ha empezado a incorporar aspectos positivos, tales como el placer y la satisfacción sexual. Esto ha sido más paulatino en población adolescente, dada la predominancia de un enfoque de riesgo4.

La satisfacción sexual se define como una evaluación subjetiva de agrado o desagrado que una persona hace respecto de su vida sexual o bien, como la capacidad del sujeto de obtener placer de su actividad sexual. Es un concepto que abarca dimensiones físicas, emocionales, relacionales y culturales, y constituye un componente esencial de la salud sexual y un indicador de calidad de vida y bienestar de las personas. Por ello, ha ido adquiriendo relevancia una aproximación multidimensional en los estudios relativos a la sexualidad y satisfacción sexual. 5,6,7

Diversas investigaciones dan cuenta de variables y factores que inciden en la satisfacción sexual femenina: aspectos individuales como edad, nivel educacional, creencias y actitudes sexuales; del comportamiento sexual, como frecuencia sexual, orgasmo e iniciativa sexual; relacionales, como nivel de satisfacción y compromiso con la relación de pareja; socioculturales como creencias y valores sociales asociados a la sexualidad, entre otros. La mayoría de estos estudios se centran en población adulta, siendo escasos en adolescentes y jóvenes5. Es probable que existan similitudes entre adultas y jóvenes en factores que influyen en la satisfacción sexual, pero que puedan no influir de la misma forma o bien que existan factores específicos para cada grupo etario8, 9.

En Chile, la investigación en satisfacción sexual es escasa, mayoritariamente en población adulta y su medición limitada a una o dos preguntas/itemes.8, 10.
El objetivo de este estudio es comparar el nivel de satisfacción sexual y variables de relación de pareja y comportamiento sexual en mujeres adultas y adolescentes usuarias de dos centros de salud universitarios.

REV CHIL OBSTET GINECOL 2019; 84(4): 287 – 296

289

MÉTODOS

Estudio observacional, transversal y analítico en dos grupos de comparación. Participaron mujeres entre 20 y 50 años consultantes del Departamento de Obstetricia y Ginecología del Hospital Clínico de la Universidad de Chile (HCUCH) y adolescentes mujeres entre 14 y 19 años consultantes del Centro de Medicina Reproductiva y Desarrollo Integral del Adolescente (CEMERA), en 2015

Para calcular el tamaño muestral, se consideró encontrar un 80,4% de las adolescentes satisfechas sexualmente, y un 91.9% de las adultas3, 11 (α= 5%, β=20%, método de aproximación normal modificado con corrección por continuidad).

La satisfacción sexual fue medida mediante la Nueva Escala de Satisfacción Sexual (NSSS)12, en su versión validada al idioma español13, instrumento que ha mostrado tener buenas propiedades psicométricas12.

La escala posee 20 ítemes, autoaplicada, y consta de dos subescalas: subescala ‘centrada en el yo’, que mide la satisfacción sexual generada por las experiencias y sensaciones personales; subescala ‘centrada en la pareja sexual’, que mide la satisfacción sexual derivada de las reacciones de la pareja sexual, la diversidad y frecuencia sexual.

Cada ítem está valorado en una escala tipo Likert de menor a mayor satisfacción sexual (1: nada satisfecha a 5: extremadamente satisfecha; puntaje mín.=20 – máx.=100) 12,14 (Tabla I). Se realizó una adecuación del vocabulario de las preguntas para favorecer su comprensión y aceptabilidad.

Se aplicó un cuestionario sobre datos sociodemográficos, de relación de pareja y comportamiento sexual elaborado por el equipo de investigadores.

Variables de estudio

Variable dependiente.

Satisfacción Sexual.

Variables independientes

Variables sociodemográficas: Edad, Actividad, Escolaridad.

Variables de relación de pareja: Última pareja sexual, Tiempo de relación última pareja sexual, Convivencia

con última pareja sexual, Tiempo de convivencia con última pareja sexual y Satisfacción con la relación de pareja.

Variables de comportamiento sexual: Edad inicio actividad sexual, Número de parejas sexuales, Promedio mensual de relaciones sexuales, Iniciativa sexual, Discrepancia en el deseo sexual de la pareja.

Análisis estadístico
Se realizó un análisis bivariado para evaluar la asociación entre las variables de relación de pareja, comportamiento sexual y nivel de satisfacción sexual según grupo de adultas o adolescentes, utilizando las siguientes pruebas estadísticas: Chi cuadrado, t de Student y Wilcoxon para dos muestras independientes.
Se evaluó la asociación entre las variables de relación de pareja y comportamiento sexual v/s satisfacción sexual a través del cálculo de OR ajustado por edad, mediante el ajuste de una serie de modelos de regresión logística múltiple15 en grupos separados de adolescentes y adultas.
La variable satisfacción sexual se dicotomizó usando una DE como punto de corte (alta satisfacción sexual = 1 y baja satisfacción sexual = 0)
Se utilizó el software estadístico STATA 12.0 (StataCorp LP,Texas, USA).
Se solicitó el consentimiento informado de las mujeres adultas y asentimiento informado de las adolescentes menores de 18 años reclutadas en CEMERA. Dado que la atención en este centro es de carácter confidencial, no se solicitó el consentimiento de los padres y/o cuidadores.
Este estudio fue aprobado por el Comité de Ética en Seres Humanos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y el Comité de Ética del Hospital Clínico de la Universidad de Chile.

RESULTADOS

Participaron 348 mujeres (174 adultas y 174 adolescentes). La mediana de edad en el grupo de adultas fue de 33 años (rango: 20-50) y en el grupo de adolescentes fue de 17 años (rango: 14-19). La actividad predominante de las mujeres adultas fue trabajadora (74,7%) y en el grupo de adolescentes fue estudiante (94,2%). El nivel de escolaridad en las adultas fue educación superior (62,1%) y en las adolescentes educación media (79%).

REV CHIL OBSTET GINECOL 2019; 84(4): 287 – 296

290

La mayoría de las participantes señala que la experiencia sexual más reciente se dio en un contexto de relación de pareja. En las adultas, el 67,8% era el esposo(a) o conviviente y el 28,7%, pololo(a) o novio (a), y en las adolescentes, el 81,6% era pololo(a) o novio(a), (p<0,001).

La mediana del tiempo de relación de pareja en las mujeres adultas fue 6,4 años (Rango intercuartílico = 12,5) y 1,4 años en las adolescentes (Rango intercuartílico = 1,84), (p<0,001). El 74,1% de las adultas y el 12,7% de las adolescentes convivían con su pareja (p<0,001). El 91,8% de las adultas y el 97,5% de las adolescentes se declaran muy satisfechas o satisfechas con su relación de pareja (p = 0,02). (Tabla II).

La edad de inicio sexual de las mujeres adultas presenta una mediana de 18 años (Rango intercuartílico = 4) y una mediana de 15 años (Rango intercuartílico= 2) en el grupo de las adolescentes (p<0,001). El 42,6% de las mujeres adultas y el 13,9% de las adolescentes reporta 4 o más parejas sexuales a lo largo de la vida (p < 0,001). Un 43,9% de las adultas y un 35,4% de las adolescentes declaran una frecuencia sexual mensual de 7 o más relaciones sexuales.

El 48,8% de las adultas y el 77,6% de las adolescentes reportan una iniciativa sexual compartida (p<0,001). En relación a la discrepancia en el deseo sexual, el 36, 4% de adultas y el 15,1% de las adolescentes reporta que frecuentemente no desea tener relaciones sexuales y su pareja sí (p<0,001). El 19,1% de las adultas y el 7,5% de las adolescentes reportan que frecuentemente ellas desean tener relaciones sexuales y su pareja no (p=0,002), (Tabla III).

El 85,1% de las mujeres se siente satisfecha sexualmente (Adultas 79,3%; Adolescentes: 90,8%) y la mayoría presenta altos niveles de satisfacción. (Mediana = 75, Rango intercuartílico = 22).

Al comparar ambos grupos en las medianas de los puntajes obtenidos en la escala NSSS, las adolescentes presentan un mayor nivel de satisfacción sexual que las adultas en la escala total (77 v/s 71) y subescalas (‘centrada en el yo’ 37 v/s 35; ‘centrada en la pareja’ 40 v/s 36) (p<0,05). (Tabla IV).

Al analizar los niveles de satisfacción sexual por ítemes, las afirmaciones mejor evaluadas por las adultas son: “La iniciativa de su pareja hacia la actividad sexual”, “La capacidad de su pareja para tener orgasmos” y “La entrega de su pareja al placer sexual”, todas de la subescala ‘centrada en la pareja’.

En el grupo de las adolescentes, las afirmaciones mejor evaluadas son “estado de ánimo después de la actividad sexual”, “El placer que le proporcionas a tu pareja” de la subescala ’centrada en el yo’ y “La disponibilidad sexual de tu pareja” en la subescala ‘centrada en la pareja’.

Los ítemes peor evaluados por las adultas son: “Su concentración durante la actividad sexual”, “La frecuencia de sus orgasmos” de la subescala ’centrada en el yo’y “La variedad de las actividades sexuales con su pareja” y “La frecuencia de su actividad sexual” de la subescala ‘centrada en la pareja’. Las afirmaciones peor evaluadas por las adolescentes son: “La calidad de sus orgasmos” y “La frecuencia de sus orgasmos” de la subescala ’centrada en el yo’

En el análisis de regresión logística para el grupo de adolescentes, las siguientes variables se asocian a una mayor satisfacción sexual: Cuando la actividad sexual se da en un contexto de relación de pareja, la satisfacción sexual aumenta en 2,66 veces (OR: 3,66; IC95%: 1,46 – 9,19) y tener un promedio mensual de tres o más relaciones sexuales en 2,50 veces (OR: 3,50; IC95%: 1,36 – 9,02). Al analizar la asociación de la variable satisfacción con la relación de la pareja y satisfacción sexual, no es posible discriminar su influencia, ya que el 97% declara sentirse satisfecha con su relación de pareja, generando un intervalo de confianza poco confiable.

En el caso de las adultas, cuando la toma de la iniciativa sexual es de ambos por igual, aumenta la satisfacción sexual en 2,81 veces (OR: 3,81; IC95%: 1,44 – 10,07) y el sentirse satisfecha con la relación de pareja la aumenta en 22,21 veces (OR: 23,21; IC95%: 6,45 – 83,57). (Tabla V).

Lasvariables “Número de parejas sexuales” “Edad inicio actividad sexual”, “Tiempo de relación”, “Convivencia con la pareja”, “Tiempo de convivencia” y “Discrepancia en el deseo sexual de la pareja” no presentaron diferencias estadísticamente significativas.

DISCUSIÓN

Al comparar ambos grupos, podemos observar diferencias en cuanto a la edad de inicio sexual, lo cual refleja una tendencia a la disminución de la edad de inicio sexual, fenómeno reportado por diversos estudios 2, 3, 16,17 . Diversos autores atribuyen estos cambios a una creciente liberalización de la sexualidad femenina, que se vería reflejada en otros comportamientos sexuales como la frecuencia e

REV CHIL OBSTET GINECOL 2019; 84(4): 287 – 296

291

iniciativa sexual 1, 2, 18 . Las adolescentes presentan una frecuencia sexual similar a las adultas, dando cuenta de una vida sexual activa, regular e intencionada, a diferencia de estudios previos que señalaban una menor frecuencia sexual en este grupo 1,3. La iniciativa sexual tiende a ser compartida en las generaciones más jóvenes, dando cuenta de un creciente interés y participación más activa de las mujeres en lograr su satisfacción sexual. En el caso de las adultas, si bien se observa una tendencia a flexibilizar la iniciativa sexual hacia una compartida, ésta coexiste con pautas más tradicionales que atribuyen a sus parejas la responsabilidad principal en la toma de la iniciativa sexual, aspectos reportados en otros estudios19

Las mujeres adultas y adolescentes muestran altos niveles de satisfacción sexual; sin embargo, las adolescentes presentan porcentajes mayores a los encontrados en estudios internacionales20, 21,22, lo que pudiera deberse al diseño del estudio que considera en un mismo análisis a ambos grupos. Comparativamente, las adolescentes presentan un mayor nivel de satisfacción sexual que las adultas. Sin embargo, no resulta posible afirmar que la satisfacción sexual disminuya con la edad, sino que existe una relación entre etapa vital y satisfacción sexual, lo que concuerda con otros estudios internacionales 10,23

En ambos grupos, la satisfacción sexual se centra más en los comportamientos y actitudes de su pareja durante la actividad sexual, que en sus propias experiencias sexuales. Esto podría deberse a la visión romántica tradicional de la sexualidad como un atributo de la relación, o la mirada androcéntrica que visibiliza la sexualidad como una necesidad masculina 24. Las adolescentes, a diferencia de las adultas, evalúan más positivamente aspectos personales en la satisfacción sexual, lo que podría estar mostrando una evolución generacional positiva, en tanto las más jóvenes tendrían una experiencia de mayor derecho al disfrute y una mayor percepción de habilidad en proporcionar placer. Este proceso de cambio de la conducta sexual sigue la dirección propuesta por estudios previos de la coexistencia de liberalización femenina con patrones tradicionales con énfasis en el protagonismo masculino1, 3,24.

La evaluación de la frecuencia de los propios orgasmos, es uno de los elementos más frecuentemente asociados a la satisfacción sexual, aparece en este estudio como uno de los aspectos peor evaluados en ambos grupos de mujeres, pero sin afectar la evaluación global de la satisfacción sexual. Esto podría estar explicado por la compleja relación

entre la frecuencia orgásmica y la satisfacción sexual,

en que si bien ambas variables se relacionan, existe

un número importante de mujeres en las que ambos

aspectos no presentan relación y existirían otros

factores igual o más determinantes de la satisfacción sexual 5,19, 23, 25, 26

En este estudio, los factores que facilitan una mayor satisfacción sexual son distintos para adolescentes y adultas. En las adolescentes es mayor la satisfacción sexual cuando la actividad sexual es frecuente y se da en un contexto de relación de pareja, aspectos que coindicen con lo encontrado en otros estudios internacionales 20,23,,27 . Si bien estos mismos estudios reportan que cuando la relación de pareja es percibida como positiva, la satisfacción sexual aumenta, en el caso de este estudio no fue posible establecer una relación entre estos aspectos, ya que casi la totalidad de las adolescentes reportaron sentirse satisfechas o muy satisfechas con la relación de pareja.

En las adultas, los factores que facilitan una mayor satisfacción sexual tienen relación con la satisfacción con la relación de pareja y cuando en la pareja la iniciativa sexual es compartida, aspectos que ya han sido señalados en varios estudios 3, 5, 25, 27, 28 . En el caso de la adultas, la sexualidad es un indicador de calidad de la relación de pareja y que las variables relacionales y emocionales son las más determinantes el evaluar la vida sexual 5,8 Limitaciones de este estudio es que el grupo de adolescentes corresponde a usuarias de un centro especializado en salud sexual y reproductiva, por lo que los resultados obtenidos no pueden ser generalizados a toda la población de adolescentes mujeres.

CONCLUSIÓN

Los factores asociados a la satisfacción sexual son distintos para adultas y adolescentes. En las mujeres adultas cuando la iniciativa sexual es compartida y se sienten satisfechas con la relación de pareja aumenta la satisfacción sexual. En las adolescentes, aumenta la satisfaccción sexual cuando la actividad sexual se da en un contexto de relación de pareja y tienen una mayor frecuencia de relaciones sexuales.

El aspecto peor evaluado por las mujeres adultas y adolescentes fue la frecuencia de los orgasmos, lo cual requiere un estudio más exhaustivo de las asociaciones entre orgasmo y satisfacción sexual en mujeres, ya que ésta es una relación compleja y no

REV CHIL OBSTET GINECOL 2019; 84(4): 287 – 296

292

lineal, y que aún requiere ser mejor comprendida para aportar al mejoramiento de la salud sexual.
Por otro lado, se observan cambios generacionales en centrar el placer en la propia sexualidad, lo que puede ser un reflejo de los cambios socioculturales profundos respecto a la sexualidad y el placer de las mujeres. Desde allí surge la necesidad de mejorar la comprensión acerca de la apropiación de la sexualidad, en cuanto a la toma de decisiones, experiencias, fantasías, sentimientos y valores en relación al ejercicio de la propia sexualidad.

La satisfacción sexual es entonces un concepto multidimensional que conforma el complejo entramado de la sexualidad humana, la que va cambiando según la etapa vital y el contexto sociocultural, y que va adquiriendo mayor importancia en la medida que se establecen relaciones de pareja más estables y duraderas.

Las investigaciones sobre sexualidad adulta y adolescente no sólo deben enfocarse en las conductas, prácticas y dificultades sexuales, sino que incorporar además cómo las personas valoran su vida sexual. Esto tiene implicancias para investigaciones futuras como el complementar con estudios cualitativos que permitan capturar las vivencias y significaciones de adultos y adolescentes en relación a su sexualidad.

Finalmente, es necesaria una mayor y mejor implementación de la educación sexual en nuestro país, y que sus planes educativos se orienten a ampliar el enfoque de riesgo predominante e incorporar las dimensiones de la satisfacción y el placer.

BIBLIOGRAFIA

  1. Haavio-Mannila E, Kontula O, Rotkirch A. Sexual Lifestyles in the Twentieth Century; New York: Palgrave. 2002.
  2. Barrientos J. ¿Nueva Normativa Del Comportamiento Sexual Juvenil en Chile?. Última década 2006; 24: 81-97.
  3. CONASIDA-ANRS. Estudio Nacional de Comportamiento Sexual. Primeros análisis. Santiago: Ministerio de Salud de Chile. 2000
  4. Tolman D, McClelland S. Normative Sexuality Development in Adolescence: A Decade in Review, 2000 – 2009. J Res Adolesc 2011; 21(1): 242 – 255.

5. Sánchez M, Santos P, Sierra J. A systematic review of sexual satisfaction. Inter J Clin Health Psychology 2014; 14 (1) : 67-75.

6. Pinney E, Gerrard M, Denney N. The pinney sexual satisfaction inventory. J Sex Res 1987; 23:233-51.

7. Anderson RM. Positive sexuality and its impact on overall well being; Bundesgesundheitblatt Gesundheitsforschung Gesundheitsschutz 2013; 56 (2): 208-14.

8. Barrientos J, Páez D. Psychosocial Variables of sexual satisfaction in Chile. J Sex Marital Ther 2006; 32 (5): 351-368

9. Higgins J, Mullinax M, Trussell J, Davidson J, Moore N, “Sexual Satisfaction and Sexual Health Among University Students in the United States”. Am J Public Health 2011; 101 (9): 1643- 1654.

10. Mella C, Oyanedel JC, Vargas S y Ugarte N. Salud Sexual en Chile: Una aproximación descriptiva al comportamiento y la satisfacción sexual de los chilenos. Rev Chil Obstet Ginecol 2015; 80 (4): 289-296.

11. Cantón D, Cortés M.R. Análisis descriptivo de la sexualidad de una muestra de estudiantes universitarias. International Journal of Developmental and Educational Psychology 2008; 1: 259-268

12. Stulhofer A, Busko V, Brouillard P. Development and bicultural validation of the new sexual satisfaction scale. J Sex Res 2010; 47 (4): 257- 68.

13. Pérez-Triviño F. Nueva escala de satisfacción sexual en usuarios de redes sociales. Tesis para optar al título de Master en Sexología. Universidad De Almería, España. 2013

14. Stulhofer A, Ferreira L, Landripet I. Emotional intimacy, sexual desire, and sexual satisfaction among partnered heterosexual men. Sex Relation Ther 2014; 29 (2): 229–44

15. Hosmer DW, Lemeshow S. Applied Logistic Regression, 2nd Edition. New York: John Wiley & Sons. INC. 2000.

16. Aubry M, Barreto M, Acevedo J, Foster B, Lobos F. Séptima Encuesta Nacional de la Juventud 2012. Santiago: Instituto Nacional de la Juventud de Chile. 2012

17. Barreto M, Lobos F, Bustos G, Rojas M, Urzúa M. Octava Encuesta Nacional de la Juventud de Chile. Santiago: Instituto Nacional de la Juventud; 2015

REV CHIL OBSTET GINECOL 2019; 84(4): 287 – 296 293

  1. Villela H, Palma I, Canales M. Prevención de embarazo adolescente: una mirada desde el estado. Santiago: Servicio Nacional de la Mujer; 1998.
  2. Sharim D, Silva U, Rodó A, Rivera D. Los discursos contradictorios de la sexualidad Santiago: Ediciones SUR. 1996.
  3. Auslander B, Rosenthal S, Fortenberry D, Biro F, Bernstein D, Zimet G. Predictors of sexual satisfaction in an adolescent and college population. J Pediatr Adolesc Gynecol 2007; 20: 25-28.
  4. Colson Marie-Hélène, Lemaire A, Pinton P, Hamidi K, Klein P. Sexual Behaviors and Mental Perception, Satisfaction and Expectations of Sex Life in Men and Women in France. J Sex Med 2006; 3:121–131.
  5. Impett y Tolman. Late Adolescent Girls’ Sexual Experiences and Sexual Satisfaction. J Adolesc Res 2006; 21 (6): 1-19.

23. Haavio-Manila E, Kontula, O. Correlates of increased sexual satisfaction. Arch Sex Behav 1997; 26 (4) : 399-419.

24. Bozon M. Sexuality, gender and the couple: a socio historical perspective. Annu Rev Sex Res 2002; 32: 1-32.

25. Philippsohn S, Hartmann U. Determinants of sexual satisfaction in a sample of german women. J Sex Med 2009; 6:1001-1010.

26. Sprecher S. Sexual Satisfaction in Premarital Relationships: Associations with Satisfaction, Love, Commitment and Stability. J Sex Res 2002; 39 (3): 190-96.

27. Schwartz P, Young L. Sexual Satisfaction in Committed Relationships. Sex Res Social Policy 2009; 6 (1): 1 -17.

28. Sprecher, S. Equity and social Exchange in dating couples: associations with satisfaction, commitment and stability. J Marriage Fam 2001; 63: 599-613.